lunes, 8 de junio de 2015

Cambios sencillos

Nuestra casa "nueva" (y lo pongo entre comillas por que ya tenemos un año viviendo aquí) sigue en estado de mudanza interminable, arreglos interminables y decoración interminable, pero es que el tiempo no nos alcanza y cuando por fin creemos que vamos a terminar algo va vuelta "pa'tras" por que hay que hacer alguna reparación.  Pero bueno que este post no es para quejarnos si no para mostrarles un pequeño detalle que se me ocurrió hacer el fin de semana. 

Debo decir que los lavabos de nuestra casa me gustan mucho, pero mientras más vivo aquí más difícil se me hace el tema del jabón, como pueden notar las jaboneras son inexistentes, asi que las pastillas de jabón pues no son una buena opción (además de que odio los pegostes jabonosos) y los contenedores para jabón liquido pues no son lo suficientemente altos como para no perderse detrás de semejante ovalin (más de un visitante ha preguntado por el jabón puesto que no lo ven allá atrás - digo tampoco es como que fuera invisible- pero ha pasado).   Así que el sábado pasado que estábamos entretenidos en la limpieza y me volví a encontrar con esa cosa rosa horrorosa, me acorde de una caja llena de botellas de vino esperando a ser recicladas. Les muestro:

Empezamos con algo así  - ¿no muy lindo verdad?



Aquí disculparan pero con el entusiasmo no tomé fotos desde el principio.  Básicamente tome una botella de vino blanco, le dejé las etiquetas por que se me hicieron un detalle lindo, llene 1/3 de la botella con cuentas de vidrio de Tonalá que tomé de otro arreglo de la casa, mezcle dos tipos de jabón de baño (uno azul y otro blanco para lograr un tono que me gustara y además para tener suficiente para llenar toda la botella, que también fue el motivo por el que usamos las cuentas de vidrio) y le puse un dispensador que reciclamos de otro contenedor pegándolo con silicón para que no se mueva y para que funcione bien el dispositivo del dispensador y...


He aquí el resultado.

Antes y Después




Y como luce ahora nuestro dispensador de jabón.





¿Cómo ven? ¿bien o me regreso a la cosa rosa?

Que tengan bonito inicio de semana. 

** Una disculpa por las fotos en la cocina de la casa, pero como les decía fue un proyecto rápido.


2 comentarios:

eglys rojas dijo...

Ni se te ocurra regresarte a la cosa rosa! me encanto como quedo, es una buenisima idea!

Rocio @ Casa Haus dijo...

Está padrísimo, Lili, qué buena idea!!!!!! Nunca hubiera pensado en pegarlo con silicón...